Tu tiempo, tu aliado o tu verdugo

Cuando “estas parado”, es como si el reloj avanzase muy despacio, las horas se hacen largas y el vacío que generan afecta profundamente a la búsqueda de empleo.

Ya hemos hablado sobre la gestión emocional en tiempos de búsqueda y de como buscar desde dentro; conocernos a nosotros mismos y saber qué queremos es un puntal fundamental de nuestra búsqueda, nos mantiene enfocados y activos, pero…

¿Cómo manejar tantas horas disponibles? 

Existe un riesgo muy elevado de caer en la procrastinación, una palabra muy de moda desde hace algún tiempo cuando se habla de productividad, ya que no hay nada tan improductivo como procrastinar, pero ¿Qué es procrastinar?.

PROCRASTINAR (Según la RAE): Tr. Diferir, Aplazar

¿Verdad que es una definición muy escueta?

Procrastinar es dejar para luego lo que puedes hacer ahora, lo que necesitas hacer, lo que tienes que hacer, y eso tiene una connotación de obligación, es decir, aquello que tenemos que hacer está generalmente en las antípodas de lo que nos apetece, del lo que queremos hacer.

El mundo en que vivimos es un mundo, al menos en países desarrollados o en vías de desarrollo, donde lo que prima es la gratificación inmediata, deseo algo y de forma automática surgen en mi mente multitud de opciones donde acudir para sofocar mi necesidad; bajo este paradigma está sustentada la economía de consumo en la que vivimos.

La base del éxito de una persona sobre sus objetivos y propósitos se sustenta en su capacidad para postergar la gratificación inmediata, darse ese segundo extra para decidir conscientemente entre lo que necesito hacer y lo que me apetece. Nuestra biología juega en nuestra contra, todo ser vivo siente una pulsión hacia lo que le supone placer y la contraria hacia lo que le supone un riesgo al sufrimiento o la supervivencia; te dejo un par de videos muy divertidos que aclaran muy bien este concepto.

 

En este par de videos sobre la prueba de Marshmallow se analiza la capacidad de resistencia de unos niños a la gratificación inmediata y como afecta eso posteriormente en su desarrollo personal durante su adolescencia.

Aprender a resistir a la gratificación inmediata es aprender a ser libre, es aprender a centrarse en lo que es importante en lugar de dejarse llevar por las emociones, y para ello debemos comprender nuestras emociones y el valor de nuestras prioridades.

Trabajar las prioridades, saber que necesitamos hacer para alcanzar nuestros objetivos y sobreponernos a esa sensación que nos aleja de ellos, es el trabajo que nos permitirá crecer profesional y personalmente.

La gratificación inmediata se comerá tu tiempo y por tanto tus opciones en forma de ladrones del tiempo, todos ellos te ofrecen algo a cambio de tu tiempo, algo que es más agradable que enfrentarte a lo desconocido o al vacío que supone disponer de tiempo libre.

Para avanzar en tus objetivos personales y profesionales debes aprender a no dejarte llevar por la gratificación inmediata que te ofrecen los ladrones de tiempo

 

No voy a hablarte en este artículo sobre los ladrones del tiempo, encontrarás un artículo maravilloso sobre ellos en la entrada de este mes llamada Los ladrones del tiempo, ¿Cuáles son y cómo me afectan.

Sí te quiero hablar sobre tus prioridades y de como trabajarlas para poder hacer que tu tiempo se convierta en un aliado y no en un enemigo en tu búsqueda de empleo (o en cualquier otro objetivo que acometas).

Para ello me gustaría que cogieses un bolígrafo y un papel, en el papel apunta dentro de círculos, cuales son los problemas a los que te enfrentas en tu día a día, dejando un hueco en el centro del folio. Recupera tambien el trabajo que hicieras en la Rueda de la vida (si no sabes de que te hablo, lo encontrarás aquí), de ese trabajo, salieron una serie de acciones a tomar para avanzar en tu vida tanto personal como profesional. Coloca la primera acción en el centro y traza líneas que unan ese trabajo con el problema que solucionaría para así descubrir como tus acciones pueden cambiar tu vida.

Toma conciencia de como tomar esas acciones como prioritarias podrían cambiar tu vida, y descubre como el tiempo y su gestión pueden ayudarte o alejarte de esa vida, en función de tus prioridades.

Dejarte llevar por la gratificación inmediata y los ladrones del tiempo te alejarán de la vida que deseas, centrarte en las acciones que te has propuesto te llevarán directamente a lograr tus objetivos.

Compártelo si te gusto, y deja tu comentario.

Deja un comentario

70 + = 78