Tinder-scaled

Un post de Idoya Aguilar

Lo que Tinder puede enseñarte en tu búsqueda de empleo

Descubre tu valor diferencial

Avanzar en la reconstrucción de tu vida profesional pasa por redescubrirte y ponerte en valor.

Quizás has leído la entrada anterior de David Delgado, o si no has tenido oportunidad y quieres hacerlo aquí puedes disfrutarla, Reinventarse.

En ella nos habla de la importancia de tomar conciencia de la situación de partida en la que nos encontramos al sentir que debemos reinventarnos profesionalmente. Nos habla del objetivo de promover la acción orientada al éxito, como proceso de cambio, esta es la primera fase para reconstruir a partir de quien somos, nuevas oportunidades laborales.

Y es en ese sentido en el que trabajamos juntos para que consigas la tuya.

Cualquier proceso de cambió está basado en el cuestionamiento de la realidad tal como la hemos experimentado hasta el momento. Si no nos preguntamos si se pueden encontrar otros caminos o incluso maneras de hacer la misma cosa, no podremos mejorar.

En cualquier proceso de aprendizaje o desarrollo, es necesario el cuestionamiento, la duda, la incertidumbre. Cuestionarse y cuestionar todo hecho o acción para intentar descubrir si es susceptible de mejora.

No es lo que sabes lo que te impide avanzar en tu profesión, es lo que crees saber con certeza y puede que no sea así.

El primer planteamiento que te propongo explorar es que reflexiones sobre; quien eresque quieres, dondecon quienporqué y para qué lo quieres. Sé que este es un punto de vista que difiere bastante en la manera tradicional a la que estamos acostumbrados a buscar empleo.

Déjame compartir contigo una reflexión que espero te sirva para enfocar tu búsqueda de empleo desde una nueva perspectiva, y así, ofrecerte la oportunidad de crear o descubrir nuevas alternativas con la intención de que mejores su situación actual.

Si pensamos que las relaciones laborales tienen su base en las dinámicas relaciones entre personas, cuando pienses en empresa, piensa en sus personas.

No conozco de momento ninguna empresa que por lo menos, no esté impulsada por un ser humano. – ¿Y tú?

Esto nos ofrece una nueva visión a explorar. Las empresas son sistemas vivos porque las componen personas, y los contratos laborales lo firman esas mismas personas.

Te invito a pensar en el funcionamiento de esta APP de contactos. Es igual que hayas probado fortuna o no en alguna de ellas. También es igual, si habiéndolo hecho has logrado tu objetivo, que, por cierto, para cada persona será uno distinto. Lo importante es que, si queremos que nuestros esfuerzos en conocer gente y promover nuevas relaciones den resultado, debemos prepararnos y ofrecer nuestra mejor versión antes de aventurarnos a publicar nuestro perfil.

Para encontrar un nuevo trabajo, mejorar la posición que ya tenemos, o abrir un nuevo horizonte profesional debemos seguir la misma estrategia y táctica adecuada para triunfar.

De esta manera:

  • Podrás diferenciarte
  • Sentirás mayor control sobre tu búsqueda.
  • Emocionalmente iras recuperando la confianza en ti y poner en valor tu profesionalidad

Quizás la pregunta que te estés haciendo en este momento sea

¿Por donde empiezo?

La respuesta es sencilla, por ti. Tú eres la fuente, el motor, en definitiva, la persona que puede aportar un valor diferencial a esa organización o proyecto que está por descubrirse. Exactamente igual que cuando quieres deslumbrar a una posible conquista, por lo tanto, lo primero que has de hacer es conocerte, sacar brillo a ese valor que indudablemente tienes, hacerte visible y con ello permitir a los empleadores que intuyan en ti, a esa persona que probablemente pueda resolver sus necesidades

Tu primer objetivo para encontrar empleo debe ser conocerte y después, hacerte visible para permitir que te conozcan

Sin entrar a valorar las intenciones individuales, que seguro son muy variadas de las personas que publican su perfil en las App de contactos, me atrevo a decir que el objetivo común y principal de todas ellas es aumentar sus relaciones interpersonales. De igual manera, el objetivo que debemos perseguir con la estrategia de búsqueda de empleo debe ser el mismo.

Conseguir llegar y superar ese primer encuentro; la entrevista de trabajo, ser los elegidos y lograr ese merecido empleo.

Para ello tendrás que mostrar ese perfil profesional y lograr que enganche y atraiga el interés por conocerte. Esto es un trabajo interno que puedes hacer solo o acelerar el proceso en nuestra compañía.

Si decides que tu momento de cambio ha comenzado ya, puedes empezar por explorar tus motivaciones, conocimientos, tus habilidades e incluso por qué no, aquellas pasiones que fuera de tu desempeño profesional, te aportan un carisma exclusivo que te diferencia del resto de profesionales en tu misma área.

¿Te has preguntado alguna vez cuál es tu propósito?

En general no solemos dedicar tiempo y conciencia a reflexionar sobre ello.  La respuesta no es fácil de encontrar.

Rescatemos las App de contactos, seguro que así te será más fácil entender este concepto. El objetivo de todas las personas en esas redes hemos dicho que es el mismo, ampliar sus relaciones interpersonales, pero la intención que hay detrás de él, su para que no lo es. – ¿Estás de acuerdo? Habrá quien busque relaciones esporádicas, de compromiso, o incluso solo pretendan pasar el rato.

Tu propósito, tu para que, profesional, es la intención que dará sentido y claridad a tu desempeño profesional. Descubrirlo te va a proporcionar foco, seguridad y la perseverancia necesaria para mantener un estado emocional que aumente tus posibilidades de éxito.  

El primer reto para descubrirlo y transformar esa intención en un objetivo realista es el siguiente:

 -Reflexionar sobre el sentido que tiene todo ese bagaje personal y profesional que has ido desarrollando a lo largo de la vida, y descubrir cómo puedes contribuir y mejorar con todo ello tu entorno social, personal, familiar o profesional.

En las relaciones laborales esa intención es similar, saber cuál es el tuyo, te permitirá identificar tu valor diferencial.

Con este trabajo interno, ya habrás descubierto parte de tus armas secretas de seducción. Ya tendrás una imagen, y habrás logrado más claridad con la que empezar a mejorar tu marca personal. Pero todavía no te recomiendo dar ese primer like

Ahora toca hacerse visible, ofrecer una imagen que despierte el interés sobre ti en las empresas. Prepararte para promover relaciones confiables, que te acerquen al siguiente nivel en la posible relación.

En próximas entradas seguiremos hablando de herramientas y estrategias que te ayuden a avanzar en tu búsqueda de empleo, es nuestro propósito profesional.

No te pierdas la primera entrada de esta serie sobre #empleabilidad en el post REINVENTARSE, y si ya la leíste y quieres leer la siguiente la tienes en CONFUNDIR LA VELOCIDAD CON EL TOCINO BUSCANDO EMPLEO.

Compártelo si te gusto, y deja tu comentario.

Deja un comentario

68 − 65 =